Quantcast

IFALAYE • Babalawo: David Perez • Contacto: 786.308.5267

Ifa

El origen de los Yorubas

La pregunta: ¿Cuál es la más alta religión y civilización que los Yorubas parecen haber perdido?, está íntimamente relacionada con la pregunta: ¿Cuál es su origen?.

El Dr. Farrow dice fielmente “Cualquier luz que podamos obtener sobre la historia de un pueblo es válida para encontrar el origen de su religión, y si ciertas características de su religión, dan luz sobre su origen, el uso de esta evidencia no es necesariamente “razonar en un círculo.

Desgraciadamente, no hay una auténtica historia de los Yoruba hasta dentro de las últimas décadas.

Tales documentos que nosotros poseemos nos retrocede solamente hasta el fin del siglo XVIII o los principios del XIX. Se han hecho varias especulaciones, varias teorías han sido presentadas por diferentes escritores, pero ninguno ha tenido todavía éxito en identificar la localidad para establecer una conexión entre esa localidad y la religión Yoruba.

Con la ausencia de documentos, los Yoruba mismos no tienen un definitivo conocimiento de su origen. Sus populares mitos “da a Ilé Ifé en honor de ser el lugar donde Dios creó al hombre, tanto blancos como negros, y puede que hayan pequeñas dudas de que Ifé fue el primer asentamiento de los Yoruba en su actual país”. De aquí que el epíteto Ilé “home” (hogar) esté siempre relacionado al nombre de Ifé. De Ilé Ifé el primer hogar de los Yoruba en Nigeria, las diferentes tribus emigraron al Norte y al Sur fundando otras ciudades y absorbiendo o apartando a los originales colonos.

El reino Egba en Abeokuta, que fue fundado en 1837, es quizás el último reino en ser fundado. El valor de la tradición Ifé está en la explicación de la preeminente posición de Ifé en el folklore Yoruba y su importancia espiritual para las otras tribus cuyos “reyes” o “jefes supremos”, todavía tienen que obtener la espada de Estado de Ilé Ifé. No hay duda, sin embargo, que los Yoruba eran inmigrantes hacia el país que ahora llega a ser el país de su adopción, aunque la emigración tiene que haber tenido lugar en una fecha mucho más remota.

La tendencia general de opinión entre los escritores es que los Yoruba y algunas otras tribus de África Occidental, proceden el Este o del Nordeste. La opinión encuentra un fuerte apoyo en mitos contados frecuentemente en muchos lugares de África Occidental.

Los países sugeridos como el hogar original de los africanos del Oeste, son lugares de Asia, Egipto y el Sudán.

En el caso de los Yoruba la opinión que ha mantenido el lugar en años recientes y que ha sido citado por prominentes escritores con satisfacción y aparente aprobación es el Sultán Bello de Sokoto.

El Sultán afirma que los Yoruba “son supuestamente descendientes de los remanentes de los hijos de Canaan, que eran de la tribu de Nimrod. La causa de su establecimiento en el Oeste de África fue como se ha dicho, como consecuencia de haber sido conducidos por Yaa-rooba, hijo de Kahtan, fuera de Arabia hacia las costas del Oeste entre Egipto y Abisinia. Desde ese lugar ellos avanzaron hacia el interior de África, hasta que alcanzaron Yarba, donde fijaron su residencia. En su camino ellos dejaron, en cada lugar que paraban, una tribu de su propio pueblo. De esta manera se supone que todas las tribus de Sudán, que habitan en las montañas, son descendientes de ellos, como también lo son los habitantes de

“Ya-ory”.

A pesar del plausible carácter de esta opinión, parece estar basado en una serie de suposiciones y meros rumores, y como consecuencia de esto, ser imaginario y erróneo.

La similitud de las palabras “Yaa-rooba” y “Yarba” no puede más que aumentar la sospecha contra la veracidad de la opinión. Uno no puede más que hacer la pregunta: ¿hay alguna conexión entre los nombres Yaa-rooba, Yarba y Yoruba?, ¿puede el mismo pueblo llamarse Yoruba porque ellos fueron sacados de Arabia por Yaa-rooba y dar ellos su nombre a la ciudad de Yarba?. Si no hay conexión entre los nombres, entonces ¡es muy curioso que los Yoruba fueran conducidos por Yaa-rooba y avanzaron hasta encontrar Yarba!.

Si hay conexión, entonces la opinión queda abierta para una seria objeción. Esto sugiere que los Yoruba aceptaron el nombre de su conquistador. La adopción de tal nombre no tiene paralelo en la historia del mundo, y nadie que comprenda la mentalidad de los Yoruba aceptaría de buena gana que ellos fueran el último pueblo en adoptar los nombres de sus conquistadores. La opinión también pierde credibilidad al hacer constar la suposición que “todas las tribus del Sudán que habitan las montañas son descendientes de ellos, como también lo son los habitantes de Ya-ory”, una suposición que no puede soportar ni un test histórico ni lingüístico.

A pesar del fantástico carácter de la opinión de Sultán Bello en general, su declaración de que los Yoruba “descendientes de los remanentes de los hijos de Canaan que eran de la tribu de Nimrod” demanda una más profunda consideración. Miss Mary Kingsley ha discutido la declaración, y ha alegado evidencia conduciendo a la probable conclusión que los Benins (y consecuentemente, todos los Yoruba) eran hijos de Canaan. El Dr. Farrow también ha recogido interesantes hechos sobre las tradiciones, mitos, costumbres idiomas y sacrificios de los Yoruba que muestran distintas huellas semánticas. Comentando estos hechos, dice: “Aunque ellos no implican necesariamente ningún rastro de origen semítico, parecen indicar que los hebreos semíticos y los Yoruba negros pertenecen a ramas que en el mismo primer período estaban unidos a un tronco común”. Sir A. C. Burns, siguiendo al profesor Leo Froebenius, el explorador alemán de África, dice que:

“ Es probable que los Yoruba no fueran originalmente de sangre negra”.

Todo esto sugiere que los Yoruba estaban en un tiempo en Asia, y que Asia puede ser considerada como su patria original. La probabilidad se fortalece más por el hecho que el nombre de Nimrod, corrompido por los Yoruba hasta Lamurudu, figura destacadamente en la mitología Yoruba.

Hay, sin embargo, una anotación que debe ser añadida a los comentarios sobre esta declaración. En primer lugar, debe señalarse que aunque los Yoruba puedan pertenecer a la tribu de Nemrod, no deben ser considerados como los hijos de Canaan, como Sultán Bello sugiere. Cush y Canaan eran hermanos. Nimrod era el hijo de Cush, por lo tanto los miembros de la tribu de Nimrod podían no haber sido “restos de los hijos de Canaan”.

El rechazo de la opinión de un origen árabe no afecta a la probabilidad de un origen asiático en cuanto a los Yoruba se refiere. De hecho, algunos parece que consideran a Caldea como la patria original de los Yoruba. Algunos escritores, poniendo énfasis en los idiomas y costumbres hebreas, de una manera indirecta sugieren Palestina. Ellos olvidan que idiomas y costumbres no son característicos de los hebreos, pero son también encontradas entre otros pueblos semíticos. Que los Yoruba entraran en contacto con los Caldeos es, en su opinión, fuertemente sugerida por algunos indicios que el lenguaje caldeo parece haber dejado en el Yoruba.

Por ejemplo, el nombre “Aki” (o Akin -n nasal) es muy corriente en el país Yoruba y significa el nombre de un héroe. Hay mitos acerca del origen del nombre y de las hazañas sobrehumanas del primer portador del nombre. Es interesante observar que el nombre del héroe que rescató a Shargani (Shar-Alí, que el Sargon el Viejo) de ahogarse. Otra evidencia se supone que se da por el hecho de que el contacto con la parte Sumeria de la población caldea es atestiguado por la presencia de algunas palabras sumerias en el lenguaje Yoruba. Por ejemplo, la palabra sumeria “zi” significa “vida”. Esta se convierte en “si” (no hay sonido “z” en Yoruba, en su lugar está el sonido “s”) y tiene exactamente el mismo significado. “Ko si” en Yoruba significa “él no está vivo”, “él está muerto” o “algo o alguien no existe”.

La evidencia dada arriba es demasiado débil para apoyar la teoría que “la patria original de los Yoruba estaba en el país situado entre el Eúfrates y el Tigris”. La teoría no puede aceptarse hasta que esté basada en datos suministrados por una investigación científica.

 

Translator

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Palabras

Letra del Año ORISHAS Orishas, Ceremonias HERBOLOGIA Didacticas,  CEREMONIAS Consagraciones, Letra del Año  ORISHAS Orishas, Herbologia IFA Orumila CEREMONIAS Consagraciones, ORUMILA Odunes, Ifalaye, Herbologia IFA Orumila ORUMILA Odunes, Ifalaye, Ceremonias HERBOLOGIA Didacticas,