Quantcast

IFALAYE • Babalawo: David Perez • Contacto: 786.308.5267

Ifa

La Religion de los yorubas

A menudo, se realiza la pregunta de si las religiones de los pueblos primitivos, deben su carácter a una evolución detenida o a una degeneración progresiva. Existe una gran divergencia de opiniones entre los antropólogos en cuanto a la respuesta de esta pr egunta.

Algunos estarían de acuerdo con el Dr. Menzies, de que: “La teoría de que el hombre fue originalmente civilizado y humano, y que el estado de salvajismo hizo aparición a causa de una degeneración de esa primera condición civilizada, es ahora generalmente abandonada”, o con el Dr. Estlin Carpenter quien afirma que “cualquier cosa puede ser tomada como ejemplo de degeneración o decadencia; la tendencia general de las cosas es avanzar de la más vulgar y menos compleja, a la más refinada y desarrollada.”

Otros estarían de acuerdo con el Dr. Nassan en que: “el origen de nuestro conocimiento de Dios no está en nosotros, pero nuestra vida espiritual si que tiene su origen en nosotros mismos.

El conocimiento de Dios vino “ad extra”, nos fue donado de fuera pasando a ser una parte componente de nosotros”. Para poder decidirse por una de esas dos teorías alternativas, existe una colección de datos de los lugares primitivos del mundo que son de una inestimable ayuda.

Desgraciadamente, sin embargo, como observó recientemente Sir J.G. Frazer, “ las fronteras del salvajismo existente se están reduciendo rápidamente”, debido a la fuerza irresistible con que la corriente de la civilización occidental crece dentro de la esfera del salvajismo. La tarea de reunir tal evidencia se convierte en tema de urgente necesidad, ya que, dentro de unas pocas décadas, muchos materiales valiosos pueden perderse o transformarse hasta perder su valor evidencial como religión comparativa.

En su prólogo para el libro del Dr. Farrow “Fe, Fantasías y Fetiches”, el Dr. Marett eleva el tema con recuerdos hacia el Paganismo Yoruba con las siguientes significativas palabras:

“El Dr. Farrow dice a veces “degradado” y, tomando este término estrictamente, implicaría que ha habido auténtica apostasía (abandono de la gracia). Verdaderamente, este es un supuesto razonable, mientras sea tratado como tal; y si seguimos verificándolo con una investigación más profunda, no tengo duda de que las creencias Yoruba serán motivo de confusión y muchos elementos serán encontrados “culpables” de “la venida a menos en el mundo” en el curso de su historia. Especialmente interesante es el tema de que si Olorun, la Suprema Deidad, que en el presente es reverenciado pero apenas adorado, es la reliquia de una fe más pura, un hermoso árbol que ha llegado a extinguirse por una maleza de supersticiones animistas.

El Dr. Menzies también, después de advertir que “destacados antropologistas declaran que tribus degradadas de Australia y del Oeste de África muestran signos de haber pertenecido a una civilización más alta y que ahora han perdido”, y continúa diciendo que: “las razas entre las que encontramos el fetichismo, dan muestra de una conocida característica de la decadencia de la religión”.

Estas citas aumentan las preguntas que requieren una investigación más profunda, una tarea a la cual el que esto escribe se ha dirigido.

El propósito de esta tesis es dar una relación del trabajo de investigación conducido en las líneas indicadas arriba por el Dr. Marett, para mostrar que elementos en el paganismo Yoruba “se han degradado en el mundo en el curso de su historia” y, para identificar que “la más pura fe” ha degenerado ahora en el más vulgar fetichismo. La tesis quiere también contener críticas existentes sobre el tema, junto con detalles adicionales que la investigación ha descubierto.

No es necesario decir aquí que las críticas de palabras existentes sobre el tema que serán encontradas en muchas partes de la tesis no están hechas con espíritu crítico. El escritor se da cuenta del agradecimiento a anteriores escritores y mantiene un profundo sentimiento de gratitud hacia ellos. Todos estos escritores, sin embargo, tienen que haber reconocido las dificultades bajo las cuales tenían que trabajar. Ellos deben darse cuenta de que la medida del éxito debe ser proporcional a la extensión de las dificultades superadas. La primera dificultad es el frecuente fracaso al que se enfrenta el no nativo para poder obtener una completa comprensión de la mentalidad nativa.

Esta dificultad hace casi imposible la completa comprensión de las formas de pensar nativas así como de sus puntos de vista. La mentalidad africana es extremadamente compleja y, esta complejidad, que siempre desafía a hacer un análisis superficial, ha conducido a la errónea opinión de que es “ igualmente variable, no sólo entre diferentes individuos sino, a menudo, en una misma persona”. Se añade a esto el natural resentimiento de los nativos a la interferencia de los no nativos con los misterios de su religión especialmente cuando éstos son los dogmas de una sociedad secreta. El castigo aplicado a la divulgación de secretos era, antes del establecimiento de la Paz Británica, la muerte inevitable.

La tarea de obtener información se hace de esta manera, difícil y confusa. La señorita Mary Kingsley dice exactamente: “El seguir los pasos de la idea del África Occidental es una de las más encantadoras persecuciones en el mundo... como acosar con dificultad en la caza del oso pardo”.

Otra dificultad es la del lenguaje, la ignorancia del lenguaje o un conocimiento parcial del mismo explica un gran número de errores.

Por ejemplo, el coronel Ellis y Mr. R. E. Denet (cuyos trabajos contienen una abundancia de valiosa información y a los que se deben muchos elogios por el valor, trabajo y perseverancia necesitados en el trabajo de investigación hecho en aquellos primeros días) tenían conocimiento parcial del lenguaje Yoruba.

Algunos de sus errores han sido corregidos por el Dr. Farrow y no necesitan ser repetidos aquí. Miss Kingsley, no conocía el lenguaje en absoluto. Los trabajos de los Bishops, Crowther y Johnson no están muy afectados por errores debidos al lenguaje. Ambos Bishops hablaban el idioma con aceptable fluidez, a pesar de que ellos eran africanos que venían de Sierra Leona donde se había perdido el conocimiento del lenguaje. Por desgracia el país no estaba completamente abierto en sus días como lo está ahora, y por lo tanto su campo de investigación estaba confinado dentro de los límites de las ciudades y pueblos de las pocas tribus a las que ellos podían llegar con seguridad. Además, ninguno de ellos trató el tema desde el punto de vista de la religión comparativa.

El libro del Dr. Farrow “Fe, Fantasías y Fetiches” es probablemente el mejor tratado sobre el tema que haya sido publicado. El vivió en el país durante un período de alrededor de cinco años y adquirió un suficiente conocimiento del lenguaje. Todo esto le capacitó para obtener información, de otra manera inalcanzable por el no nativo medio. No obstante, su trabajo adolece de algunas de las dificultades referidas arriba. Por ejemplo, a pesar de su estudio del lenguaje, traducciones mal hechas y expresiones erróneas se encuentran en su libro, que anulan el valor de las explicaciones o teorías basadas en ellas. Se pueden dar aquí dos ejemplos: el Dr. Farrow habla de ‘Orun-Afefe’ (el cielo de brisas frescas). No hay tal expresión en Yoruba. La correcta expresión es ‘”Afefe-re-re” (viento favorable).

Otra vez, después de criticar a Ellis por confundir la palabra “duru” con “duro”, él dice que “duru” (siempre y solamente) significa “duro o difícil”. El auténtico significado de la palabra es “importante grande, distinguido”; ej. ‘Nkan duru’, ‘algo importante o lleno de grandes consecuencias’. Otros errores serán señalados más tarde.

Es suficiente aquí el ofrecer una disculpa, una vez por todas, para aquellas críticas que se han hecho necesarias por un deseo de dar un fiel informe sobre el tema.

El que esto escribe es un Yoruba, nacido y criado en el país Yoruba no solamente habla su lenguaje nativo con fluidez, sino que ha tenido el privilegio de estudiarlo desde el punto de vista de la filología. Él ha dado clases sobre el lenguaje y el paganismo Yoruba durante muchos años. Su conocimiento de las creencias y prácticas de su país es muy completo, como había compartido algunas de las creencias durante algunos períodos de su vida, y había tenido ocasión de tomar parte en algunas de las prácticas cuya luz y conocimientos ganados en sucesivos años, le habían mostrado ser supersticioso.

Su contacto con los sencillos nativos es directo facilitando así la tarea de obtener información de primera mano y fidedigna cuando sea necesario.

 

Translator

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Palabras

Letra del Año ORISHAS Orishas, Ceremonias HERBOLOGIA Didacticas,  CEREMONIAS Consagraciones, Letra del Año  ORISHAS Orishas, Herbologia IFA Orumila CEREMONIAS Consagraciones, ORUMILA Odunes, Ifalaye, Herbologia IFA Orumila ORUMILA Odunes, Ifalaye, Ceremonias HERBOLOGIA Didacticas,